Viernes

Primera visita al traumatólogo, un día más, un día menos. Mientras tanto disfrutaré viendo a los demás, aprendiendo y mejorando.

Segundo día del verano, ese que parecía que no iba a llegar, ese que alegra a cualquiera, ese que es sinónimo de pesca.

Tercer mes de desveda, o lo que es lo mismo, 83 días en los que poder pisar el río caña en mano. De todos ellos solo he aprovechado dos, en los cuales, la lluvia, que no nos ha dado tregua, fue una invitada más. Sigue leyendo

Anuncios

Paciencia

Ahora que quedan unos pocos días para la vuelta a la más pura rutina. Ahora que el cierre de la veda está más cerca, es momento de hacer una reflexión sobre la temporada, aunque espero poder desenfundar la caña algún día más.

Una reflexión que se resume con la siguiente frase: Inténtalo, vuelve a fallar, falla mejor.

Si echo la vista atrás, desde mayo hasta hace unos días, solo se me viene una palabra a la cabeza: paciencia. Sigue leyendo

Familia y pesca: ¿qué más puedo pedir?

Hay veces en las que lo importante no es la pesca basta con salir al río, disfrutar del entorno y de la compañía. Y esta era una de esas veces.

El día amaneció caluroso y con bastante aire, algo que no favorecía mucho la pesca, aun así pasé un gran día de pesca. Las historias de juventud de mi padre y mi tío, las anécdotas y los recuerdos de sus días de pesca nos acompañaron en el viaje y simplemente esos instantes, esos pequeños detalles ya merecen la pena. Sigue leyendo

Volvemos a Huélamo

Ayer, después de tres meses volvimos a pescar Huélamo. Llevábamos varias semanas planeando ir pero hasta ayer no nos decidimos. El río bajaba con muy poca agua, algunos de los sitios que no se pueden vadear, de normal, se pasaban sin problemas. Y la poca agua que bajaba, totalmente cristalina por lo que era día de sacar la mejor versión de uno mismo y pescar muy despacio, sin fallos ni aspavientos porque a la mínima duda o error salían de las posturas como balas. Sigue leyendo

Alta montaña: Huélamo

El pasado mes de septiembre ya os hablé de Huélamo, y poco más puedo añadir. Es un coto espectacular, ya no por la cantidad de truchas que tiene (no muy grandes, eso sí), sino porque el paraje es precioso, cada rincón del río es un postura, que puede o no tener truchas o bogas pero solo con el hecho de observarla e imaginar la picada te enamora. Sigue leyendo

¡Adiós 2013!

Año nuevo, vida nueva, o eso dicen. En la mayoría de los casos la vida sigue igual, pocas cosas suelen cambiar aunque cada año nos empeñemos en realizar una lista de numerosos propósitos y deseos. Y si la entrada de año es el momento de los nuevos propósitos, también son fechas de echar la mirada atrás y recordar los buenos y malos momentos de este 2013. Sigue leyendo

Un lugar: Huélamo

La temporada de pesca se termina, lo que significa que hay que aprovechar los últimos días y si puede ser en buena compañía mejor. Así que con una de las mejores compañías que se puede tener tanto en el río como en la vida, mi tío Fernando, disfruté ayer de un día de pesca inmejorable e inolvidable.

¿El lugar? Huélamo bajo. Situado en plena serranía conquense, donde el río Júcar se abre camino a los pies del pueblo de Huélamo, dibujando a su paso un paisaje único para el disfrute de la pesca sin muerte. Sigue leyendo

Próxima competición…

Hoy he puesto punto y final a segundo de periodismo. Con los exámenes terminados, ahora solo hay tiempo para disfrutar del verano, la familia y como no, de la pesca; y el siguiente objetivo está a tan solo 10 días. El 14 y 15 de junio se disputará la Concentración Nacional de Salmónidos Mosca, de categoría absoluta.

La competición tendrá lugar en el Coto de Huélamo (río Júcar), en Cuenca, un lugar inmejorable para disfrutar de la pesca y la naturaleza. Compito en casa, y por lo tanto hay que darlo todo, se intentará hacer lo mejor posible y dejar el listón lo más alto posible, porque una vez más, y ya son unas cuantas, vuelvo a ser la única mujer participante, y hay que demostrar que la pesca no solo es una cosa de hombres. Sigue leyendo