Responsabilidad de todos

Pocos ríos he pisado este años, falta de tiempo, falta de agua e, incluso, falta de ganas. Están acabando con la pesca, más deprisa de lo que muchos creíamos: leyes absurdas, inactividad por parte de las Administraciones, cero protección hacia los ríos y sus especies… Y por si fuera poco, en esa degradación de los ríos, contribuyen quienes más deberían protegerlos, los pescadores.

Lo poco que he andado por los ríos y pantanos de Cuenca esta temporada me ha servido para reafirmar lo que ya sabía, que los pescadores, sobre todo los que siguen practicando la pesca con muerte, son unos cerdos. Orillas repletas de recipientes de cebo, botes de cerveza, madejas de hilo, plásticos, cartones, colillas de cigarros…

Hablo de pescadores porque somos el tema central de este blog, pero la crítica se hace extensiva a todos aquellos que pasan el día en el campo y hacen de este un vertedero. Cuesta muy poco llevar una bolsa para la basura y cuando acabe el día echarla en el coche y tirarla en el primer contenedor que se cruce en el camino de vuelta a casa. Yo, siguiendo el ejemplo de mis padres, lo he hecho siempre, lo seguiré haciendo y se lo inculcaré a los que vengan detrás.

La naturaleza es un regalo, algo de lo que todos podemos disfrutar y cuesta muy poco mantenerla limpia. Aquí no hay debates, debería ser una obligación moral y personal el hacerlo, pero actualmente vivimos en una sociedad en la que se clama por los derechos pero se rehuye de las obligaciones.

Y aquí, permítanme darle un pequeño toque de atención a todas aquellas asociaciones y personas que se autodenominan ecologistas, que dicen luchar por el medio ambiente y no han salido de la ciudad, de sus despachos o no han levantado la cabeza de sus iphones. Esas personas, en lugar de crear polémicas absurdas, de ponerse delante de un micrófono para acabar con el sustento económico de miles de familias y de salir a la calle con sus banderitas y pancartas irrisorias, más vale que invirtiesen su tiempo en hacer algo de provecho, como, por ejemplo, limpiar los ríos y montes, ya que tanto les preocupa la conservación del medio ambiente.

Dicho esto, yo, siempre que pueda, seguiré poniendo mi granito de arena para mantener la naturaleza limpia. Si Cuenca es única, no solo es por sus Casas Colgadas o su Casco Antiguo, también por su maravilloso e impresionante entorno, por su Serranía, sus Hoces, sus ríos y riberas… Y tengo la suerte de trabajar en una empresa que se preocupa por ello, comprometida con el medio ambiente, con la que el próximo domingo 24 de septiembre todo el que quiera podrá colaborar en la Jornada de Voluntariado Ambiental centrada en la mejora de la ribera del río Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca (podéis inscribiros en el enlace).

La actividad consiste en la mejora del ecosistema fluvial, además de sensibilizar a la ciudadanía de Cuenca sobre la polémica que supone el abandono y la degradación de los sistemas acuáticos, concretamente la ribera de los ríos. Del mismo modo, se pretende dar a conocer a la población de Cuenca la Custodia del Territorio como herramienta de gestión y conservación de la naturaleza.

Las actividades propuestas son:

– Montaje e instalación de tres cajas nido
– Retirada de residuos
– Charla informativa acerca de la conservación de nuestros ríos y la prevención sobre la generación de residuos.

Os esperamos a las 11:00 h. en el Juego de Bolos (Recreo Peral)

¡Participa y aporta tu granito de arena!

Anuncios

2 pensamientos en “Responsabilidad de todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s